sábado, 11 de diciembre de 2010

GELIFICACIÓN


Parecen dos tocinos de cielo, pero no los son: son dos barras de jabón cuando la gelificación se ha completado.

¿Qué es la gelificación? Es el estado que alcanza el jabón una vez enmoldado si llega a tener la suficiente temperatura, saponificando completamente. Obviamente, en  el horno, y sometido a una temperatura constante, este estado se produce y, entonces, el jabón se torna transparente, con la consistencia de un gel, quedando los jabones resultantes muy suaves y consiguiendo que el tiempo de curación se acorte.

Hay quienes prefieren que el jabón gelifique y hay quienes no, eso va a gusto del jabonero. Muchos, no abrigan los jabones una vez enmoldados, de ese modo no puede llegarse a la gelificación por falta de temperatura, pero puede producirse una gelificación parcial en el centro de la barra que estropearía estéticamente el resultado, puesto que suelen quedar de tonalidades diferentes, con una especie de manchas.
Yo siempre abrigo mis jabones salvo en la época de verano, en la que hace tanto calor que no es necesario, pero la gelificación solamente  la he visto cuando los he metido en el horno.
Este jabón es de proceso en frio, solo que para obtener una rápida curación los he pasado por el horno a 50º dos horas, una vez enmoldados, pero no hay que confundir que haya horno, por medio, con proceso en caliente.

En el proceso en caliente,se trabaja el jabón  a 80º en horno o baño maría y cuando se "cuece", el jabón no está terminado, si no que, posteriormente a ese tiempo, habría que añadirle los aceites esenciales, el sobreengrasado, los aditivos y colorantes..
Yo no soy partidaria de ese proceso, pero reconozco que algún jabonero domina esa técnica maravillosamente bien, si no el resultado es bastante mediocre estéticamente hablando.Algún día haré uno para que lo veais.

En esta foto puede apreciarse el estado de gelificación que tenían las barras de jabón, tras una hora de horno.


Como muchos no teneis moldes transparentes, me pareció interesante que viérais las fotos.
Cuando los jabones se enfrían vuelven a ser blancos, como antes de meterlos al horno, y resultan de una textura especial. También pude pasar que la gelificación en el horno sea parcial, entonces el jabón no resultará estético por cambios de colores y texturas dentro de algunas pastillas de la barra.

Si se usan colorantes, dicen que se fijan mejor con la gelificación, pero yo no puedo precisarlo.

¿Soy partidaria de la gelificación en el horno?
Yo lo que soy es partidaria del ahorro de energía y del consumo moderado, así que, si no es  por una urgencia, por el horno no pasan ninguno de mis jabones.

6 comentarios:

  1. Que interesante!!! gracias por mostrarlo con fotos...
    Saludines.

    ResponderEliminar
  2. Lo que acabo de aprender en un momento... siempre me había preguntado como hacían los jabones con aspecto gelatinoso en Lush, jeje.

    Gracia por la info, ha sido muy interesante :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ana. Justamente el último que hice de arcilla lo hice así y la verdad es que me ha gustado mucho el resultado ¿De que es este que tiene tan buena pinta? Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. María, estos son los de Marsella.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias por tan magnifica ayuda

    ResponderEliminar
  6. Saludos a todos. Estoy encantada con tu página. Didáctica, de fácil comprensión, sin velos de celos (recomiendas otras páginas y nos orientas a informarnos más), muy organizada sin saturación, en una sola palabra: Excelente. No sé de donde y como sacas tiempo y energía para hacer tantas cosas. Realmente, te felicito y te deseo de todo corazón, que sigas creciendo e instruyéndonos a las personas que poco sabemos sobre este mundo maravilloso, que me cautivó, la jabonería. Besos y bendiciones por ser como eres.
    La Dama Del Jabón.

    ResponderEliminar